21 de mayo de 2015

LA POSTURA SEXUAL MÁS PELIGROSA: LA MONTA

Mantener relaciones sexuales puede convertirse en una actividad de riesgo si tenemos en cuenta que existen ciertas posturas que pueden llegar a provocar la fractura del pene. Un equipo de científicos de la Escuela Médica de la Universidad Estatal de Campinas (Brasil) ha localizado la postura sexual más peligrosa. Y es una de las más comunes.
Para su experimento, los expertos examinaron los casos de 44 hombres que presentaron, en un período de 13 años, fractura en el pene. De todos los casos, 28 de ellos se produjeron en relaciones heterosexuales, 4 durante sexo homosexual y 6 de ellas mediante la manipulación del pene y 4 en circunstancias difíciles de describir.
El estudio, publicado en la revista Advances in Urology, explica que la mitad de los pacientes recordaron haber oído un chasquido o crujido y el posterior dolor, durante el acto sexual pero tardaron entre 5 o 6 horas en acudir al hospital bien por vergüenza o por desconocimiento de la importancia de ese “chasquido”.
Las investigaciones concluyeron conque una de las posturas más comunes a la hora de mantener relaciones sexuales, en la que la mujer está encima del hombre llamada "posición de la monta", es la más peligrosa, puesto que ha resultado ser la responsable de la mitad de todas las fracturas de pene objeto del estudio. Así, 22 fracturas de pene fueron provocadas por esta postura.
El motivo parece ser que al estar la mujer encima del hombre cuando se produce la penetración, el hombre es incapaz de saber si se está tratando de una penetración equivocada puesto que el daño que provoca en la mujer es casi imperceptible.

18 de mayo de 2015

¿QUÉ ES LA CLASTOMANÍA?

La clastomanía es una de estas parafilias, aunque bastante común.
Esta parafilia consiste en que el foco de placer del que la sufre no se encuentra en la propia relación sexual o cópula sino en una tendencia obsesiva por destrozar o romper la ropa que lleve puesta la pareja sexual en cuestión. No hay que confundir esta parafilia con la saliromanía en la que el placer se obtiene por ensuciar la ropa de la pareja. A pesar de que tienen en común el vestuario del otro, en la clastomanía no hay pasión por la suciedad sino por el morbo de desnudar a la pareja resquebrajando su ropa.
La etimología de esta palabra procede del griego: klastos, que significa roto, y manía, locura.

15 de mayo de 2015

LOS 5 ORGASMOS DE LA MUJER

Las rutinas y los buenos hábitos están bien, pero no si hablamos de sexo. Si te has acostumbrado a
llegar al final siempre de la misma manera, te estás perdiendo mucho placer. Según un estudio reciente publicado en el diario “NeuroQuantology”, las mujeres pueden tener cuatro tipos de orgasmos diferentes: clitoriano, vaginal, mixto y múltiple. Y como dice la sex coach Sylvia de Béjar, “el único secreto para conseguirlos, igual que en el deporte, es entrenamiento”.

1.Orgasmo clitoriano: Para Béjar, el clítoris es “una auténtica perla preciosa diseñada exclusivamente para darnos placer”. Gracias a sus 8.000 terminaciones nerviosas, es el protagonista de la mayoría de los orgasmos femeninos, pero estos serán mucho más placenteros si no te limitas sólo a este punto. Prueba. Sola o en pareja, estimula otras partes del cuerpo y los alrededores del clítoris antes de llegar a éste. Si eres como la mayoría de mujeres, es el camino que te llevará directa al orgasmo. Si eres de las pocas mujeres a las que les cuesta llegar al orgasmo mediante la estimulación de este punto, prueba con un vibrador especial de clítoris.

2.Orgasmo vaginal: Como afirma Helen Kaplan, un referente en la sexología moderna, sólo de un 30% de las mujeres tiene orgasmos por penetración. Y el artífice suele ser el famoso Punto G, una zona eréctil formada por tejido rugoso ubicada en el primer tramo anterior de la vagina. ¿No te resulta fácil o crees que nunca has tenido un orgasmo por penetración? Prueba. Como recomienda Raquel Traba en su libro “Los Placeres de Lola”, lo primero es localizar tu Punto G: “túmbate con un cojín debajo del culete para levantar la zona pélvica e introduce los dos dedos de la “victoria” juntos hasta alcanzar las doce en punto y haz presiones sobre la pared anterior. Estimular esta zona puede producirte una sensación muy placentera o, a veces, ganas de hacer pis. Durante el coito, tu pareja debe intentar rozar lo más posible el Punto G. Como dice Sylvia de Béjar, la postura del misionero es perfecta para conseguirlo. 

3.Orgasmo uterino: Es mucho menos conocido que los otros pero, según Sylvia de Béjar, es increíblemente placentero y sería un quinto tipo orgasmo. Como nos explica esta coach, “cuando una mujer está muy excitada el útero se eleva, dejando accesible la parte posterior de la vagina. “Si tu pareja se pega a ti en ese momento, puedes buscar ese punto en el que sientes un placer máximo y moveros ambos de forma suave para estimularlo”. Prueba. La postura ideal para experimentarlo es aquella en la que tú puedas controlar el movimiento, por ejemplo, encima de él. Psst. Para conseguirlo, ambos tenéis que estar muy excitados. Así que los preliminares deben ser largos. Podéis empezar con un buen masaje mutuo en vuestras zonas erógenas. 

4.Orgasmo mixto: Según los expertos, un orgasmo combinado clitorial y vaginal es el más placentero. Como dice Max Rekarte, educador sexual de La Juguetería , “esto es debido a que se une un mayor número de terminaciones nerviosas y permite que el cuerpo femenino esté preparado para disfrutar de una penetración más profunda”. Prueba. Sentada a horcajadas sobre él podrás controlar la penetración y estimular tu clítoris contra su cuerpo. Psst. Los vibradores para parejas en forma de ‘U’ son perfectos para lograr este estímulo doble y disfrutar de la penetración vaginal al mismo tiempo. Y, por supuesto, no te olvides de alargar los preliminares para conseguir la máxima excitación. 

5.Orgasmo múltiple: Los múltiples orgasmos ocurren uno detrás de otro, no en diferentes momentos de la sesión de sexo. Pueden ser vaginales, clitorianos, mixtos… Para conseguirlos necesitas ser de nuevo estimulada después de tu primer final. Prueba. Puede ayudarte comenzar con unos buenos preliminares, intentar conseguir un orgasmo clitoriano (o el que te resulte más fácil) y pasar a estimular otra zona diferente, jugando también con la intensidad. 

Fuente: www.elle.es

12 de mayo de 2015

CONOCER LAS ZONAS ERÓGENAS

-Cuello, nuca y oídos: Son las zonas erógenas por excelencia. Puedes comenzar con suaves besos desde sus hombros, acariciando su cuello hasta llegar a las orejas. Si además le susurras mientras le besas y acaricias, estará a punto de caramelo.

-Pecho: No es tan sensible como el femenino ni a todos los hombres les gusta que les estimulen esta zona. Pero si responde bien a tus besos, puede ser un punto clave de estimulación durante el coito.

-Brazos: Las extremidades superiores son muy sensibles y un símbolo de virilidad para él, así que le encantará que te rodees con sus brazos y los toques y acaricies, sobre todo si se está esforzando en el gimnasio.

-Pies: Están llenos de terminaciones nerviosas. Masajearlos, evitando las cosquillas, puede ser muy placentero. Pstt. Utiliza aceite y dale un masaje desde los tobillos a la planta y los dedos. Y si te animas, utiliza también la boca.

-Ojos: No son exactamente una zona erógena para estimular con el tacto pero sí con la vista. Y de hecho, los estímulos visuales son para ellos los más fuertes. Así que vístete sexy, utiliza lencería hot y ¡deja la luz encendida!

-Boca: Hay expertos que hablan incluso del coito bucal. Sin llegar a tanto, la boca es nuestra mayor zona erógena. Normalmente siempre comenzamos besando antes de una relación sexual. Pero la boca también es tu mayor aliada para estimular sus zonas erógenas con besos, mordiscos, lametazos, succiones…

-Espalda: Es una de sus grandes zonas erógenas, así que unos buenos preliminares pueden ser un buen masaje en la espalda, ideal para estimular su sistema nervioso central.

-Piernas: Otra zona que a él le resulta muy sexy, sobre todo el interior de los muslos, cerca de su sexo. Estimula esta zona con caricias y besos antes de ir directamente a su pene.

-Nalgas y cadera: Es una zona muy agradecida a la estimulación. Puedes comenzar acariciando la zona situada encima de pene, la parte externa de sus muslos y sus caderas. Y cuando esté más excitado, masajea, coge y pellizca sus nalgas. Pero cuidado con los azotes, no a todos los hombres les van.

8 de mayo de 2015

EL COLOR ROJO Y LA RIVALIDAD SEXUAL

El color rojo simboliza cosas diferentes según las culturas y las personas, y ya investigaciones anteriores han conectado el color rojo con el atractivo. Ahora, un nuevo estudio cuyo objeto era analizar cómo ven las mujeres a otras mujeres que vistan de este llamativo color, concluye que las mujeres perciben como una rival sexual a aquellas que van vestidas de rojo.
Los investigadores seleccionaron a 196 mujeres con edades comprendidas entre los 18 y los 65 años, a las que se les invitó a participar en un estudio sobre “la formación de impresiones sobre los demás”, donde tuvieron que observar una fotografía de una persona durante 5 segundos y a continuación realizar un cuestionario de evaluación sobre esa persona. En las fotografías aparecían mujeres con vestido blanco o rojo, pero esencialmente, la estructura de las fotografías era la misma.
Los resultados del experimento demostraron que las participantes habían calificado a las mujeres vestidas de rojo como sexualmente más receptivas que las mujeres vestidas de blanco. Un idéntico experimento con 327 participantes tenía como objeto descubrir si el color rojo del vestuario también estaba ligado a una impresión de promiscuidad por parte de quien lo llevaba, y la conclusión apoyó los resultados del primer experimento.
Los investigadores concluyen que las mujeres perciben a otras mujeres (si éstas van vestidas de rojo) como sexualmente más receptivas y con más posibilidades de verlas como una amenaza en relación a su pareja actual. Esto demuestra la influencia del color rojo en las percepciones femeninas y en la conducta.

5 de mayo de 2015

LAS MUJERES LESBIANAS TIENEN MÁS ORGASMOS QUE LAS HETEROSEXUALES

Esta es la conclusión del último estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de Indian
a (EEUU) que afirma además que sus orgasmos no solo son más numerosos sino también más placenteros e intensos. La investigación ha sido publicada en la revista The Journal Sexual of Medicine.
Para el estudio, los expertos contaron con la participación de alrededor de 3.000 personas solteras con diferentes orientaciones sexuales. Mediante un cuestionario, los voluntarios explicaron sus hábitos sexuales en los últimos 12 meses como cuál había sido la frecuencia de orgasmos en ese lapso temporal.
 El análisis de los resultados reveló que los varones heterosexuales lograban el orgasmo en el 85,5% de las ocasiones, mientras que los hombres homosexuales un 84,7%. Por contra, los varones bisexuales conseguían el orgasmo en el 77,6% de las ocasiones. Respecto a las mujeres, los resultados fueron más llamativos: las mujeres heterosexuales llegaban al orgasmo con una frecuencia del 61,6%; las bisexuales en un 58% y las mujeres homosexuales con un porcentaje mucho más alto: un 74,7%.
 ¿Por qué las mujeres lesbianas logran tener más orgasmos que las mujeres bisexuales y las heterosexuales? Según los investigadores, las mujeres conocen su cuerpo y, por tanto, pueden saben exactamente cómo proporcionar placer a sus compañeras sexuales de manera efectiva, así como el empleo de juegos sexuales preliminares que aumentan la excitación de ambas.

1 de mayo de 2015

ÚLTIMOS ESTUDIOS SOBRE EL TAMAÑO MEDIO DEL PENE

Una pregunta que ni es nueva ni nunca está demodé. Ahora, gracias a una investigación llevada a cabo por un equipo de investigadores del King's College de Londres y de la Maudsley NHS Foundation Trust (Reino Unido), tenemos al fin las cifras exactas de tan popular objeto de medición.
 Los datos, que fueron recopilados mediante el análisis de 17 ensayos académicos anteriores que incluían las medidas de 15.521 hombres procedentes de todo el planeta, permitieron a los científicos calcular los promedios y “dibujar” la distribución estimada de las dimensiones del miembro sexual masculino a través de nuestra propia evolución.

El esquema de los datos queda de la siguiente manera:

-La longitud media de un pene erecto es de 13,12 centímetros.
-La longitud media de un pene flácido es de 9,16 centímetros.
-El perímetro medio de circunferencia de un pene erecto es de 11,66 centímetros.
-El perímetro medio de circunferencia de un pene flácido es de 9,31 centímetros.

Según los resultados, los valores que se salen de la media son raros, tanto de más como de menos. Así, de 100 hombres, solo 5 tienen un pene que sume más de 16 centímetros. Y en el lado opuesto exactamente igual: solo 5 de cada 100 tienen un pene que mida menos de 10 centímetros.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...