26 de enero de 2015

LAS EMOCIONES DERIVADAS DEL ABORTO

Después de un aborto, es normal tener una gran variedad de emociones. No hay una forma "correcta" de sentirse. Algunas mujeres sienten por un tiempo enojo, arrepentimiento, culpa o tristeza. En algunas mujeres, esos sentimientos pueden ser bastante fuertes.
Para algunas mujeres, hacerse un aborto puede ser un hecho importante en su vida, tal como pueden serlo el fin de una relación, el comienzo o la pérdida de un empleo o la maternidad. Puede ser una situación muy estresante y difícil. Otras mujeres no se sienten tan mal luego de un aborto.
La posibilidad de tener problemas emocionales graves y a largo plazo después de un aborto es tan remota como puede serlo en el caso de un parto. Estos problemas suelen presentarse a raíz de causas bien determinadas, por ejemplo, si la mujer tiene antecedentes de problemas emocionales antes del aborto, si no cuentas con el apoyo de personas comprensivas o si debes interrumpir un embarazo deseado, porque tu salud o la salud del feto corren peligro.
En última instancia, la mayoría de las mujeres sienten alivio después de un aborto. Las mujeres tienden a sentirse mejor luego de un aborto si pueden conversar sobre el tema con personas comprensivas cercanas a ellas. 

22 de enero de 2015

LA IMPORTANCIA DE LOS TIEMPOS EN EL ABORTO

El aborto es un procedimiento seguro, y no suele haber complicaciones graves. Sin embargo, los riesgos para la salud son mayores a medida que el embarazo continúa su curso. Los abortos de embarazos más avanzados pueden ser más complicados pero, aun así, son más seguros que el parto y el alumbramiento. Por lo tanto, si bien es importante que te tomes el tiempo necesario para tomar la decisión adecuada, también es importante que comprendas que un embarazo más avanzado puede ser más riesgoso para tu salud. Entonces, probablemente es mejor no esperar demasiado.

20 de enero de 2015

EL ABORTO, ¿ES LA SOLUCIÓN MÁS CONVENIENTE?

En la vida, todos tenemos que tomar muchas decisiones importantes. Cómo actuar ante a un embarazo no planificado es una decisión muy importante que frecuentemente deben tomar las mujeres. De hecho, en los Estados Unidos, aproximadamente el 50% de las mujeres tienen un embarazo no planificado a lo largo de sus vidas. Aproximadamente 4 de 10 mujeres que tienen embarazos no planificados deciden hacerse un aborto. En total, más de 1 de cada 3 mujeres en los Estados Unidos se hará un aborto antes de los 45 años.
Las mujeres se hacen un aborto porque se preocupan por ellas mismas y por sus familias o futuras familias. Las razones más comunes por las cuales las mujeres deciden hacerse un aborto son las siguientes:

-No están preparadas para ser madres.
-No tienen recursos económicos para mantener a un bebé.
-Sienten que tener un bebé les hará difícil trabajar, ir a la escuela o cuidar a sus hijos.
-No quieren ser madres solteras.
-No quieren que nadie sepa que han tenido relaciones sexuales o que están embarazadas.
-Se sienten muy jóvenes o muy inmaduras para tener un hijo.
-Ya tienen todos los hijos que desean tener.
-Ellas o el feto tienen un problema de salud.
-Fueron víctimas de una violación o incesto.

Cada situación es diferente, y tú eres la única que puede decidir qué es lo más indicado en tu caso. Si estás tratando de decidir si el aborto es la opción más conveniente para ti, puede serte útil enumerar las ventajas y desventajas de hacerte un aborto. Piensa en qué ventajas o desventajas son más importantes para ti. Considera lo que sientes y lo que piensas acerca del aborto, lo que deseas para tu vida y para tu familia o futura familia.

15 de enero de 2015

¿POR QUÉ LAS MUJERES PREFIEREN A LOS HOMBRES ALTOS?

¿Nunca te has puesto a pensar por qué cuando alguien alto entra a un determinado ambiente la mirada de muchas mujeres va hacia él, e incluso la de varios hombres? si te ha pasado, tranquilo: no eres gay. Un nuevo estudio descubrió que el motivo es biológico. Los científicos dicen que las mujeres perciben a los hombres de altura mayor al promedio como mejores luchadores y más productivos que sus similares más bajos.
“Desde la perspectiva de la teoría de selección sexual, las mujeres están atraídas hacia los hombres poderosos, porque estos pueden protegerlas a ellas y a sus hijos de otros hombres” dice el Dr. David Carrier, uno de los investigadores de la Universidad de Utah (EE.UU.).
Luego de estudiar las posiciones de pelea y los golpes de nuestros ancestros prehistóricos hasta los boxeadores modernos de hoy, Carrier descubrió que los primeros humanos que comenzaron a caminar erguidos tenían una ventaja durante las luchas por sobre aquellos que se apoyaba aún en sus cuatro extremidades. “Apoyarse en las extremidades posteriores permitió a nuestros ancestros usar la fuerza de las delanteras, haciendo los gopes mucho más peligrosos” dijo.
Algunos científicos han dicho además que los hombres altos portan mejores genes. Pero si esto fuera cierto ¿sería igual para las mujeres? Carrier no lo cree así, porque “entonces los hombres se sentirían atraídos hacia las mujeres más altas, pero los hombres son atraídos por mujeres de altura promedio e incluso más bajas”.
Así es, señores. La química del amor no son sólo sentimientos o decisiones; también es parte de nuestra herencia genética. Y si no eres alto, no te preocupes, porque no es un factor determinante.

12 de enero de 2015

LAS MUJERES Y EL ORGASMO FINGIDO

El que las mujeres finjan sus orgasmos es una preocupación general para un buen grupo de hombres. Lo malo es que no todos se preocupan por el hecho mismo que ellas tengan que fingir, sino porque en último grado es un golpe a su ego, porque no se consideran capaces de hacer que ellas terminen. Asuntos morales aparte, es cierto que es difícil saber cuándo una mujer finge o no: ellas saben cómo actuar bien y nosotros nos lo creemos. Pero ¿por qué lo hacen?
Hay muchas teorías al respecto. Sin embargo, un grupo de investigadores de la Temple University (EE.UU.) piensan haber determinado por fin la respuesta.
Luego de encuestar a 366 mujeres entre 18 y 32 años, la investigadora Erin Cooper descubrió que dentro del 60% que admitió fingir o haber fingido alguna vez un orgasmo, varias de ellas admitieron hacerlo porque estaban asustadas de la intimidad o “inseguras acerca de su desempeño sexual”.
“Las mujeres para quienes es difícil acercarse a otras a un nivel emocional parecen también pasarla mal tratando de tener cercanía con sus parejas a nivel sexual” dijo Cooper a LiveScience. Por otro lado, las mujeres que simplemente quieren que termine el sexo fingen porque tienen asuntos pendientes con sus parejas o no se sienten “conectadas” con ellas o con la experiencia en sí misma, dice Cooper. 7 señales de que ella podría estar fingiendo.
Pero no podemos acusarlas de mentirosas: las mujeres no son las únicas que actúan. Cerca del 25% de hombres encuestados han confesado que también han fingido alguna vez.
Cooper dice que su investigación es sólo la punta del iceberg. “Esto es algo de lo que hablamos que pasa en la cultura popular, en las películas y en las revistas” dice. “Sabemos que está muy presente en nuestra cultura, pero no sabemos mucho desde un punto de vista científico. Eso para mí es una catástrofe verdadera”.
Dado que este hábito puede llegar a tener un impacto negativo en la relación, es importante para las mujeres (y para los hombres) que fingen orgasmos hablar de ello con sus parejas, según Cooper.

8 de enero de 2015

¿ERES HIPERSEXUAL?

A inicios de este año, la Universidad de California (EE.UU.) presentó los resultados de un estudio que realizó cuyo tema era la hipersexualidad. La primera idea que se nos puede pasar por la mente es “¡buenísimo! ¿a quién no le gustaría ser hipersexual?”. Eso, claro, hasta que te encuentras con la definición y te das cuenta que no se refiere precisamente a ser una atleta sexual.
La hipersexualidad es la obsesión con el sexo y los pensamientos sexuales a tal grado que pueden afectar tu capacidad de relacionarte con otra gente. Puede además ser motivada por neurosis, de acuerdo a la misma investigación.
En el estudio, los sujetos que eran hipersexuales respondieron preguntas sobre culpa y neurosis. Luego de un análisis estadístico, los investigadores concluyeron que la neurosis puede llevar a un comportamiento hipersexual. La gente neurótica es impulsiva pero también trata de evitar la ansiedad, lo que la hace más proclive a “expresarse” a través de la hipersexualidad.
¿Quién no ha hecho alguna vez un chiste sobre adictos al sexo? y sin embargo… ¿podrías tú mismo ser hipersexual, o simplemente estás actuando como un tipo normal? Vamos a ver. Responde estas preguntas:

1. ¿Te consideras dependiente de la pornografía o te masturbas compulsivamente?

a. Sí
b. No
c. ¿Quién no?

2.  ¿Acudes habitualmente donde prostitutas?

a. Sí
b. No

 3. ¿Practicas excesivamente el sexo sin protección con múltiples parejas sexuales que no conoces o que casi no conoces?

a. Sí
b. No

4.  ¿Engañas frecuentemente a tu esposa o novia?

a. Sí
b. No

Veamos cómo fueron las respuestas de acuerdo a la pregunta:

El 66% de los hipersexuales encuestados respondieron que se masturban compulsivamente o que dependen de la pornografía.
El 70% del mismo grupo respondió que acuden regularmente donde trabajadoras sexuales.
El 21% tiene sexo sin protección regularmente.
El 61% mantiene affaires extramaritales regularmente.
Si respondiste “sí” a cualquiera de estas preguntas y son ocurrencias frecuentes que…

-dañan tu relación,
-reducen tu productividad en donde estudias o trabajas,
-o te meten en problemas legales,

podrías ser hipersexual y necesitarías ver a un psicólogo clínico. Pero si dijiste “sí” a algunas pero no tienes ninguno de estos problemas, felicitaciones. Eres común y corriente.
Si tu vida sexual es saludable, deberías procurar tener actividad frecuente, al menos unas tres veces a la semana.

5 de enero de 2015

¿QUÉ HAY QUE SABER SOBRE EL SEXO ANAL?

El sexo anal es un tema que ha sido tabú durante muchos años; sin embargo, poco a poco la gente
comienza a hablar más del tema. Y no sólo por averiguar experiencias ajenas: diversas encuestas afirman que entre un 40% a 45% de las parejas ha intentado al menos una vez este tipo de contacto sexual. Dado que el tema es mucho más practicado de lo que es discutido, hay que exponer cinco cosas que hay que tener en cuenta si quieres practicarlo.

1. No presiones a tu pareja para tenerlo: Cualquier tipo de presión durante el sexo es contraproducente. Sin embargo, el sexo anal trae consigo un riesgo adicional para que ella se sienta mal, debido a que el ano, a diferencia de la vagina, no se lubrica por sí mismo y está controlado por dos grupos de músculos (los esfínteres) que no siempre permiten una penetración cómoda. Si estás pensando intentarlo, convérsalo con ella de forma casual en algún momento no sexual, y de acuerdo a su respuesta sabrás si puedes intentarlo o no.

2. Usa una buena cantidad de lubricante: En un estudio realizado por la Universidad de Indiana (EE.UU.) se descubrió que el uso de lubricantes a base de agua o a base de silicona estaba fuertemente relacionado con el placer producido durante el acto, al contrario de cuando no era usado. De ambos, los que mejores resultados obtuvieron en cuanto a satisfacción fueron los lubricantes a base de agua. Ambos tipos de lubricante pueden usarse sin problemas con los condones.

3. Usa condón: El VPH puede ser transmitido durante el sexo anal, así como otras enfermedades (que incluyen VIH, herpes, clamidia, gonorrea, etcétera). Debido a que las pruebas de VPH no están disponibles masivamente para hombres, la mayoría no tiene idea si tiene VPH o no (incluyendo los tipos de VPH que pueden elevar el riesgo de padecer cáncer, como el cáncer anal o el cáncer de pene). Protege tu salud y la de ella usando un condón durante el sexo anal.

4. Detente si le duele: La mayoría de gente no es “profesional” en el sexo anal, como los actores que has visto en las películas porno. La mayoría de hombres y mujeres encuentran al sexo anal más placentero cuando van lentamente y la penetración se hace con suavidad. Sólo si ambos están sobrios, cuando hay buena lubricación y cuando ambos estén cómodos y experimentados con el sexo anal, deben considerar hacerlo más vigorosamente. Y claro, sólo cuando haya total acuerdo y entusiamo en ambas partes.

5. Sobre la posibilidad de daños a largo plazo en la mujer: Es poco probable que el sexo anal seguro y cómodo (es decir, sin dolor) provoque algún daño al ano o recto. Aunque, como se mencionaba líneas arriba, casi la mitad de las parejas lo ha practicado (algunos con regularidad), la incontinencia anal -una condición que puede llevar a que un adulto deba usar un pañal- es poco común.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...